RECETA

Esta receta es ideal para refrescarte la vida! Y mimarte un poquito más! Ya que tiene muchísimos nutrientes! Favorece a la salud cardiovascular. Es una bomba de vitaminas!
El tomate también es buenísimo para la piel! Es un antioxidante y vaso dilatador, mejorará nuestra circulación!

A amarse y a ser feliz. Que aproveche!

¡Elaboración!
Cortamos el tomate en cuatro partes y al bol o batidora donde lo trituraremos.
Si prefieren pueden escaldar los tomates previamente para quitarles la piel.

En una olla ponemos agua a hervir y hervimos los tomates haciéndoles dos cortes en forma de cruz en la parte superior. Mientras se hierven entre un minuto o dos, preparamos un bol con agua muy fría y hielo para cortarles la cocción. Una vez fríos, los pelamos.

En un bol o en el vaso de la batidora, introducimos el kilo de tomates cortados en trozos. Añadimos el ajo, la sal, la pimienta, el jengibre. El pan, el vinagre y el aceite de oliva. Trituramos todo hasta conseguir una textura cremosa. Si han triturado los tomates sin pelar, deberán colar la crema para que se quede una textura más fina.

En un cazo con agua hirviendo vamos a cocer los huevos unos 8 minutos. Y se lo añadiremos al plato a la hora de servir.

Servir bien frío! Dejarlo reposar en la nevera!

Si quieren pueden añadirle virutas de jamón serrano. Les recomiendo que las salteen un poco en una sartén para que se queden crujientes!
Decora el plato con unas hojitas de albahaca fresca.

Ingredientes

1k de tomates maduros
200ml de AOVE
200g de pan de semillas (yo no le puse pan)
Sal marina o de hierbas
Pimienta negra
Una pizca de jengibre
Un chorrito de vinagre de manzana (opcional)
Huevo duro
Un diente de ajo (opcional)
Hojas de albahaca